El contrato para la formación y aprendizaje es una modalidad de contrato laboral destinado a favorecer el acceso al empleo de los jóvenes menores de 25 años mediante la FP Dual en el sistema de formación profesional para el empleo.

Uno de sus objetivos es dotar de una cualificación profesional a los trabajadores en un régimen que alterna la formación con la actividad laboral retribuida en una empresa.