¿Cómo hago mi Currículum Vitae sin formación ni experiencia?

Si este es tu caso, no te dejes llevar por la frustración. Es verdad que el asunto se complica un poco más, pero no por ello dejas de ser una persona que tiene mucho que ofrecer a una empresa y al mercado laboral.

A la hora de completar tu currículum tendrás que tirar de otros datos que no sean exclusivamente la Formación Académica o la Experiencia laboral.

Este sería un caso de Currículum Vitae Competencial, que consiste es describir las capacidades obtenidas a lo largo de tu vida, no necesariamente avalados por certificados o diplomas oficiales.

Por ejemplo, si tienes cursado Estudios Primarios podrías añadir las competencias adquiridas durante ese nivel educativo, como: “capacidades para comunicarse, para interpretar y resolver problemas, y para comprender la vida natural y social” o en Secundaria adquieres las “competencias Clave de hábitos de estudio y de trabajo, preparado para la incorporación a estudios posteriores y para su inserción laboral, ejercicio de sus derechos y obligaciones en la vida como ciudadanos”.

Además tienes la alternativa de escoger de manera sincera aquellas Competencias personales que piensas que posees y que son transferibles al ámbito laboral.

 

 

¿Qué es lo que sé hacer mejor y en lo que creo destacar?

Aquí tienes unos ejemplos que puedes elegir:

Orientación al cliente
Centrarse en descubrir y satisfacer las necesidades de los clientes, anticiparse a las mismas, darles prioridad y poner en marcha acciones para la satisfacción.

Relaciones Interpersonales
Actuar para establecer y mantener relaciones cordiales, recíprocas y profesionalmente cálidas. Iniciar, mantener o fomentar las redes de contacto con distintas personas tanto de la organización como externas.

Cooperación/Colaboración
Implica colaborar y cooperar con otros, formar parte de un grupo, trabajar juntos en vez de hacerlo de forma individual o competitivamente. La competencia será efectiva si el grupo de personas trabaja en procesos, tareas y objetivos comunes.

Planificación y Organización
Capacidad para identificar las tareas clave, establecer prioridades, fijar tiempos para su consecución teniendo en cuenta la repercusión de la tarea concreta en el resto de las funciones, y realizar el seguimiento de dichas acciones.

Búsqueda de Información
Es la capacidad para buscar y reunir datos e información importante entre una amplia gama de fuentes, garantizando que la información recopilada es importante y supone un valor añadido.

Análisis y resolución de problemas
Capacidad de identificar una situación o problema, teniendo una visión lógica de los mismos y analizar todos los datos para lleva a cabo soluciones o propuestas de mejora.

Tolerancia al estrés y Control emocional
Rendimiento estable ante la presión y/o la carga de trabajo en tareas rutinarias y/o cambiantes con fecha determinada de finalización.

Adaptación al medio y flexibilidad
Habilidad para adaptarse y trabajar eficazmente en distintas y variadas situaciones, con personas o grupos diversos. Cambiar o aceptar sin problema los cambios que sufra la propia organización.

Autonomía personal
Apariencia y autocuidado, movilidad en la comunidad,…

Procesamiento de la información
Lenguaje comprensivo y expresivo, aprendizaje de tareas,…

 

 

De esta manera podrás destacar en tu currículum tus competencias, a pesar del déficit de formación o experiencia. Las diversas secciones (idiomas, competencias sociales, organizativas, técnicas, informáticas, artísticas y otras) permiten reseñar capacidades y competencias obtenidas tanto durante la fase educativa (estudios) como en seminarios o mediante la formación continua, y las alcanzadas de manera no formal (a través de actividades profesionales o de tiempo libre).

Si le echas un vistazo al “modelo de currículum europeo” (europass) verás que tiene muy en cuenta las competencias personales y profesionales, ya que empresarios buscan en ocasiones algo más que un Título o una experiencia laboral, buscan trabajadores que se adapten a diversas situaciones, proactivos y motivados. Es un modelo que empieza a solicitarse cada vez más.

Y por último, si las circunstancia de tu vida no te han dado la oportunidad de obtener títulos académicos o realizar trabajos con contrato, piensa que ahora estás a tiempo de empezar a reinventarte y actualizarte mediante cursos gratuitos para desempleados, de empezar a formarte en ofimática y en idiomas, de obtener un certificado de profesionalidad de algo que te agrade, o de realizar actividades de voluntariado que certifiquen tu experiencia en determinados ámbitos.

Ahora es el momento de salir de la pasividad y la frustración y comenzar a diseñar tu propio itinerario profesional. ¡¡Hoy es ese día!!

Juan Carlos González Hernández
Psicólogo, Psicopedagogo y Formador
Blog

Compartir